GIRLS IN GREEN

  • PT
  • EN
  • ES

Warning: in_array() expects parameter 2 to be array, string given in /home/customer/www/girlsingreen.net/public_html/wp-content/plugins/elementskit-lite/modules/megamenu/walker-nav-menu.php on line 210

Marihuana y comida? Parece la combinación perfecta! Ven entender las reacciones de nuestro cuerpo que resultan en los famosos “antojos”

“Antojos” para allá, “Antojos” para acá: término tan conocido que llega hasta mismo a ser usado por quien no hace el uso del cannabis. El significado de esta jerga es muy sencillo: habla sobre el hambre que sentimos tras consumir la hierba o sus derivados. Pero, qué sabes sobre esa sensación muy común (además del hecho de que comer aquel “podrão” – jerga de Rio de Janeiro para hablar sobre comida callejera, comida basura, rica en azúcares y grasas – y tomar un helado puede hacerla partir)? La verdad es que ya es hecho aceptado y diseminado que la hierba aumenta el apetito, pero por qué? La respuesta, como para muchas otras cuestiones de la vida, está en la ciencia y en nuestro cuerpo, cargado de misterios que tanto nos fascinan!

El famoso “antojo” es causado, principalmente, por nuestro sistema endocannabinoide – es un sistema neuromodulador producido por nuestro propio cuerpo. Son sustancias muy similares a los cannabinoides encontrados en la planta, que nos ayudan a controlar las funciones internas cuando algo está desequilibrio. Otro causante es el THC, conocidísimo cannabinoide presente en nuestra plantita tan querida.

Quieres entender mejor? Vamos! Ojo en la explicación!

El sistema endocannabinoide y el antojo

Tal vez ya conozcas, tal vez no – el sistema endocannabinoide (ECS) fue descubierto en 1990, en la Universidad Hebrea en Jerusalén, por el Dr. Lumir Hanus, en colaboración con el investigador norteamericano Dr. William Devane, mientras ambos explotaban el compuesto THC. Con mucha investigación, fue descubierto que nuestro organismo produce compuestos similares a los del cannabis para contener problemillas internos. Muy interesante, no?

Y no es solamente eso: la amplia presencia de estos receptores endocannabinoides en el cuerpo humano y su interacción con las hormonas explica por qué el ECS funciona como uno de los principales actores en funciones vitales, como sueño, humor, apetito, estrés, función hepática, metabolismo, dolor crónico, piel, función nerviosa, y tantos otros.

Hasta ahora, los endocannabinoides más conocidos son: Anandamida (AEA) y 2-araquidonilglicerol (2-AG). Además de ellos, tenemos los receptores endocannabinoides – proteínas que permiten la interacción de sustancias con las moléculas presentes en el interior de esta, y pueden ser encontradas en todo el cuerpo. En realidad, ellos son los receptores neuromoduladores más abundantes en el cuerpo! Los dos más conocidos son el CB-1, encontrado, principalmente, en el sistema nervioso central, y el CB-2, encontrado, principalmente, en el sistema nervioso periférico y en el sistema inmunológico.

Tú puedes leer aún más sobre este tema super interesante en nuestro texto sobre el sistema endocannabinoide!

Vale, pero donde entra nuestro estómago en eso?

Todo sucede en aquella parte que todo puede: tu cerebro. Nuestra hambre es gestionada por una región muy específica, el hipotálamo. Investigaciones apuntan que, cuando consumimos THC, él estimula el sistema endocannabinoide justamente por allá, un área compleja y primitiva del cerebro que regula no solamente el comportamiento alimentario, pero también el balance energético y sus emociones.

Los receptores cannabinoides tipo 1 (CB-1) son, especialmente, responsables por eso. Un estudio hecho con ratones percibió que él es abundantemente encontrados en los terminales axonales de las neuronas. Esta abundancia aumenta la capacidad olfativa de los bichitos, haciendo ellos quedaren con más hambre de lo normal. El THC también tiene el poder de suprimir sus inhibidores de apetito, haciendo con que tú comas y no te sientas satisfecho nunca.

Parece que ya oímos esta história antes, pero no con ratones, no?

Básicamente, tú no tienes hambre: el THC hace una broma con tu cerebro, hace con que sientas los olores mucho mejores de lo que ellos normalmente son, y eso hace sonar tu alerta de ANTOJO!

Por eso, jamás vayas solo al supermercado mientras estés colocada (o).

De verdad, no cometas este error!

Otros hechos interesantes sobre el antojo

  • El THC también aumenta la liberación de dopamina, neuroreceptor que aumenta el placer de comer. Además de dejar la comida más sabrosa, la sustancia puede disminuir las inhibiciones. No es en vano que adoramos hacer las mejores cosas de la vida mientras estamos colocadas: comer, dormir y follar. Esta explicación es científica, ok?

  • Según investigadores del tema, la euforia que experimentamos cuando comemos algo delicioso o aprovechamos la compañía de alguien que amamos envuelve el sistema endocannabinoide interno de nuestro cerebro, diciendo “gracias”!

  • Medicinalmente, el cannabis puede ser usado en pacientes con trastornos alimentarios o otros problemas que afectan el apetito. Esta plantita es muy maravillosa y puede ayudar a mucha personas de las más variadas formas!

Cómo evitar los antojos? 

Si quieres driblar los antojos, puedes:

  • Fumar después de comer, para ejercitar tu centro de saciedad cerebral.

  • Hacer otras cosas para distraerse. Engañar tu cerebro ejercitando la creatividad, por ejemplo, es una buena manera de mantenerse lejos de comida extra.

  • Esconder las golosinas. Es un poco drástico, pero puede funcionar!

  • Fumar strains con menos THC, como la ACDC y la Power Plant.

Sobre comestibles de cannabis

Cuando vayas aprovechar los efectos del cannabis a través de recetas, tengas mucho cuidado! Es posible tener el impulso de comer la propia receta como antojo y exagerar. Por eso, siempre que vayas hacer tus comestibles, recuerdes de cocinar extra, una receta sin ninguna marihuana y otra con, además de eso, es bueno tener otros antojos cerca – para emergencias.

Gostaste de la ideia de colocarte comiendo cannabis? Escribimos un super texto sobre cómo cocinar de manera correcta, y cómo descarboxilar tu cannabis!

Cabe recordar que ingerir esta plantita a través de alimentos es, también, una estrategia para reducir daños, al final, no existe el proceso, pero tienes que comer de manera correcta, ok?

Gostaste de saber de eso? Una cosa que parece tan sencilla que es, en verdad, muy completa – y nosotras amamos eso sobre el cannabis y sus relaciones con nuestros cuerpos. Quieres saber algo más? Cuéntanos aquí en nuestros comentarios!

FUENTES

https://edition.cnn.com/2018/04/20/health/why-weed-causes-munchies-food-drayer/index.html

https://www.nature.com/articles/nature14260.epdf?sharing_token=pfkVrRmbtlnBkQ9XvXTPctRgN0jAjWel9jnR3ZoTv0M04b-0YQ09_fxOMedh6Tue4tWewX47O0jSoNcwxRRBEc0KrPVMO1cse3U5ch6Ql27OuHvHdHHcjr2DdiLfMUT5ThQRX7aObVhtm4KvKttjIKQggWqr9S1Xb-ytwzcc-tw72uQ0wqHZu0rQg_cW4797vXyRRx6XEkQBHaRsR81uoGQN9R90sUSNVBqFJiTJ3xDM-wNwiiZoIjrFlnaydgzvLmNqeRe8U8-eFucoWOb-mfIGZiyW_FNRaQFw25AxZqk%3D&tracking_referrer=www.cnn.com

https://maryjuana.com.br/2018/05/5-tipos-de-maconha-sem-larica/

https://www.nature.com/articles/nn.3647

guest
0 Comentários
Inline Feedbacks
View all comments